Hairy Obsession

July 9th, 2016

Estar en pelota siempre ha tenido para mi un sentido especial y cotidiano. Digamos que desde siempre me he sentido más cómodo así.  Por otro lado, durante toda mi vida he estado familiarizado con el desnudo, pero no con esa dimensión morbosa o la que impuso el colegio católico donde estudié. Yo siempre sentí la desnudez como algo natural.

Hairy Obsession

Secuencia 02
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession

De esa naturalidad nace Hairy Obsession: un experimento para entender cómo el cuerpo no es más que un envase de algo insondable; de lo íntimo de ser hombre, sin la existencia de valoraciones morales ni morbosas.

hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession

Ojo que esa intimidad no significa reservar la desnudez para la esfera privada. Sino que todo lo contrario, es expresar a través del cuerpo, de la piel, lo mas externo de la intimidad, porque para mi el cuerpo es la primera expresión de lo que uno es o quiere ser. Es decir, es un elemento perceptivo, que interactúa, que se vincula, que fraterniza y que claramente también se involucra con otros cuerpos. Es la expresión integral de nuestra esencia, de nuestra belleza.

hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession

Una belleza que es honesta, concreta. No es esa “belleza interior” que sólo nos obliga a conformarnos con una serie de características que no existen o que son muy dificiles de definir.

hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
Secuencia 01
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession
hairy_obsession

Hairy Obsession se trata de entender el desnudo no como un momento,  sino como una condición en la que todos somos iguales y diferentes. Obviamente no hay instrucciones para ver las fotos. No están hechas desde el morbo, pero tampoco hay que taparse los ojos y mirar de reojo con culpa. Velas en pelota, explorando los límites de lo íntimo y decidiendo cada uno el cómo hacerlo. El cuerpo está muy lejos de ser un templo sagrado. Es el volumen donde la queda el registro de lo vivido. Explora tu propia experiencia.

No olviden seguirlo en instagram